Es un método eficazmente probado tendiente a la solución de conflictos a través de la asistencia de un tercero neutral, el mediador, entrenado especialmente para conducir este proceso.